PGS: prueba genética para bebés

Genetic test

Cuando se presenta la infertilidad en una pareja se debe acudir a una clínica de fertilidad para que los especialistas puedan evaluar el caso y recomendar las mejores pruebas. Una de las pruebas que se realiza es genética, mediante esto se puede conocer sí como pareja pueden concebir un hijo utilizando tratamientos de reproducción asistida.

Las pruebas genéticas son utilizadas para diagnosticar la infertilidad de hombres y mujeres.

Las pruebas genéticas son recomendadas para ser realizadas antes de comenzar con los tratamientos de fertilidad, de esta forma se logran incrementar las tasas obtenidas de embarazo con los tratamientos de FIV.

> Te recomendamos leer nuestra entrada: Beneficios de la Fertilización In Vitro

El PGS por sus siglas en inglés Preimplantation Genetic Screening, ahora conocido como PGT-A es una de las pruebas que permite estudiar el ADN de los óvulos, esperma o embriones para seleccionar solo aquellos que cuentan con una carga genética correcta y evitar las alteraciones cromosómicas.

¿Cuándo se debe utilizar el PGS?

  • Maternidad tardía. Para aquellas mujeres que tienen más de 35 años, a medida que la edad avanza se incrementan los riesgos de anomalías.
  • Abortos recurrentes. Los abortos espontáneos y recurrentes surgen por la presencia de anomalías cromosómicas.
  • Fallos de implantación. Cuando se presentan anomalías se puede afectar la capacidad del embrión para implantarse en el útero.
  • Evaluar embriones. Se debe encontrar una cantidad normal de cromosomas, esto se lleva a cabo mediante biopsias celulares y pruebas.

El PGS ayuda a identificar aquellos embriones cromosómicamente normales para incrementar el éxito.

Beneficios de realizar PGS

  • Disminuir la posibilidad de un aborto involuntario.
  • Minimizar el riesgo de embarazo anormal.
  • Mejorar las posibilidades de un nacimiento exitoso.

El proceso PGS se lleva a cabo siguiendo una serie de pasos:

  1. Biopsia. Se realiza una biopsia a cada embrión para descartar aquellos que tienen un número de cromosomas anormal.
  2. Estudio genético. Se estudia el material genético del embrión para detectar alteraciones genéticas.
  3. Transferencia. Se transfieren entre uno o tres embriones sanos, en caso de tener más estos se pueden congelar.

Por medio de esta prueba se evalúan los problemas genéticos múltiples o las anomalías cromosómicas y las tasas de embarazo por transferencia aumentan al elegir aquellos embriones que tienen el número correcto de cromosomas.

En Advanced Fertility Center Cancun evitamos que los bebés nazcan con enfermedades hereditarias. Contamos con un equipo especializado para asesorarte y llevar a cabo el procedimiento, garantizando la máxima calidad.

            Advanced Fertility Center Cancun, clínica de reproducción y fertilidad asistida              

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *